×

Error

Could not load feed: http://www.amazoniaporlavida.org/es/Noticias/

Carta abierta de Esperanza Martínez a Rafael Correa

el .

Cuando en el año 2005 trabajé junto con mi organización la propuesta de dejar el crudo del Yasuní bajo tierra y en su lugar demandar una contribución internacional considerando que era un esfuerzo que contribuiría a enfrentar el cambio climático, yo no lo conocía a usted señor presidente; honestamente antes de esa fecha muy poca gente lo conocía.

La propuesta fue recibida en el 2007 por Alberto Acosta, quien sí era muy conocido por su trabajo académico, él desde su condición de Ministro de Energía del entonces nuevo gobierno, le dio un sentido de realidad a esta idea de dejar el crudo del Yasuní ITT en el subsuelo y logró colocar el debate en el propio Consejo Administrativo de Petroecuador.

La confusa idea de un plan A que realmente era B porque el Plan B era el que recibiría todo el impulso económico e institucional, fue sin duda suya. A pocos se les podía ocurrir una idea así.
Nadie duda que fue suya la estrategia de pedir contribuciones y al mismo tiempo insultar a los contribuyentes, la de hablar de los Pueblos Aislados y de la Naturaleza y al mismo tiempo desconocerlos, o el afirmar que no se explotaría el Yasuní pero dar la licencia ambiental para hacerlo en el bloque 31 (corazón del Yasuní), o abrir un fideicomiso y al tiempo hacer rondas petroleras para ofertar el ITT.
Hágase responsable, señor presidente, fueron esas las razones por las que fracasó la iniciativa.

Usted a mí no ha tenido ni el agrado ni el desagrado de conocerme, mi nombre y el de Acción Ecológica, le molestan porque sabe que representamos a ese sector de gente que no cambia de posición, que desde sus espacios de trabajo construye ideas, puentes, que no le interesa el poder; pero además, representa para usted un pretexto para mantener su estilo de actuar como “el hombre fuerte” insultando siempre a alguien, e implacable con las mujeres.

Desde la sociedad hicimos todos los esfuerzos posibles para acercarnos y acercar a las y los ecuatorianos a la belleza del Yasuní, la reserva más importante de este país. Recogimos 756 mil firmas que después nos fueron arrebatadas; resistimos a sus insultos cotidianos, a las agresiones; convencimos a parlamentarios de muchos países; dimos señales que ilusionaban al mundo entero. El Yasuní se volvió una utopía.


La factura por enterrar, o más claramente por embarrar la utopía, sin duda es alta, sobre todo cuando las palabras perdieron credibilidad y los estilos machistas se volvieron cansones.

Esperanza Martínez

(Escribo como ciudadana, no como presidenta de Acción Ecológica)

 

Add a comment

El Colectivo YASunidos a los afectados por TEXACO - CHEVRON

el .

El colectivo YASunidos, defiende la vida en todas sus manifestaciones y formas, desde nuestra conformación como grupo e incluso antes desde nuestro accionar particular, hemos apoyado la lucha de quienes denunciaron la violencia de la compañía TEXACO, indígenas y colonos que por más de 20 años han sostenido el juicio más emblemático en la historia del Ecuador y de buena parte del planeta denunciando la devastación ambiental y social que esta empresa generó al extraer crudo de la zona norte de la Amazonia Ecuatoriana desde la década de 1990.

Al gobierno ecuatoriano encabezado por el presidente Rafael Correa, le manifestamos nuestra indignación al transferir a esta empresa 112 millones de dólares de la ciudadanía ecuatoriana, pese a que ella, no ha iniciado la transferencia de fondos para el proceso de reparación al cual está obligada al ser la responsable de una de las mayores catástrofes ambientales de las que se tenga memoria en el país y en el mundo.

Le recordamos al ejecutivo que la manera de legitimar la expansión de la frontera petrolera en la Amazonía por su parte ha sido sistemáticamente presentada como una necesidad económica, la cual sigue inaugurando cada vez más territorios como zonas de sacrificio de los grandes capitales como CHEVRON-TEXACO. Entonces nos preguntamos cuál es el sentido de entregarle esa suma millonaria a una empresa, ¿porqué esos recursos no fueron canalizados para el proceso de reparación de las comunidades afectadas?, ¿porqué cancelar la lucha de más de dos décadas, de personas que le han dado una lección a la humanidad e iniciar procesos para revertir o al menos cuestionar la legitimidad de este pago?

Pagar a TEXACO implica, desde nuestra perspectiva, ir en contra de la justicia y dignidad de los afectados, y con ello, reforzar una política colonial y racista basada en la injusticia donde una empresa es premiada por sus prácticas irresponsables, es comprometer una lucha histórica de la humanidad en defensa de la vida.

Desde el ámbito económico, transferir esta gran cantidad de recursos, en una coyuntura de crisis económica, precisamente el pretexto preferido del gobierno para continuar con el Extractivismo creciente en el país, no solo es incoherente, además resulta inhumano con los miles de afectados, hoy en muchos de los casos enfermos de cáncer.

Las comunidades y personas que llevan adelante el juicio por el caso TEXACO son un ejemplo para el Ecuador y los pueblos del mundo y han sido una de nuestras inspiraciones en la lucha por la defensa de la naturaleza y sus derechos, han demostrado que es posible que los oprimidos por el sistema capitalista hagan escuchar su voz, que es posible que las corporaciones deban rendir explicación sobre sus acciones ante la justicia, queda la corresponsabilidad del gobierno para hacer valer la justicia, dejar de lado y en la práctica la “sumisión al capital” y colocar a los seres humanos y la madre tierra, por encima de este.

A todos los demandantes y afectados de TEXACO les manifestamos nuestro respeto y admiración, la lucha sigue siendo larga y la victoria será posible solo si continuamos unidos, luchemos juntos, arrimemos el hombro para que la justicia prevalezca por sobre los temores de los gobernantes y los intereses corporativos.

Compañeros, continúen siendo un ejemplo para los pueblos que resisten a la vanidad de los poderosos. Continúan siendo un ejemplo para nosotros.

Con cariño,

YASunidos

 

Add a comment

Informe Pericial sobre los proyectos Loma Larga y Río Blanco Provincia de Azuay, Ecuador

el .

Los pueblos más directamente afectados por los proyectos mineros que se pretende realizar en los páramos del Macizo del Cajas –Kimsacocha y Molleturo–, han expresado su desacuerdo en base a su íntima relación con las fuentes de agua y frente al gran riesgo de afección en la calidad y la cantidad de aguas que podría resultar de la actividad minera metálica. Desde hace alrededor de 14 años, las comunidades de Victoria del Portete, Tarqui, Molleturo y Girón se han levantado repetida- mente en defensa de la integridad de sus fuentes de agua, sus actividades agrícolas y de producción lechera, sus sistemas comu- nitarios de agua, buscando en general precautelar su bienestar. Los temores de estas comunidades fueron reafirmados por los hallazgos del Ingeniero Minero James Kuipers de la con- sultoría Kuipers & Associates de Montana, EE.UU, quien emitió una opinión técnica sobre los dos proyectos mineros más avanzados dentro del Macizo: el proyecto Loma Larga de la empresa canadiense INV Metals (aún con mucha inversión de la empresa canadiense IAMGOLD) y el proyecto Río Blanco de la empresa china Junefield. La opinión del Ing. Kuipers fue solicitada por 16 organizaciones de Cuenca y alrededores en colaboración con Alerta Minera Canadá y el Centro Legal de Defensores del Medio
Ambiente de los EE.UU. Desarrollado en base a los mismos informes técnicos de las empresas y documentación suplementaria, el Ingeniero Kuipers -que cuenta con treinta años de experiencia en la minería metálica a gran escala- destaca grandes riesgos ambientales si se permite la actividad de la minería metálica en estos páramos. Sus conclusiones reafirman lo que han estado señalando las comunidades por tantos años: que la actividad minera no es compatible con los páramos y el bienestar de todas y todos quienes dependen de las aguas que provienen de estos humedales alto-andinos vitales.
El Ingeniero Kuipers observa en el caso de Kimsacocha que el bombeo diario de millones de litros de agua para secar la mina subterránea y facilitar su operación podría contribuir a la pér- dida de aguas superficiales y resultar en otra fuente de contaminación. El altísimo contenido de arsénico en la roca de la zona muy probablemente sea liberado, representando un enorme riesgo a la salud de los pueblos y del ganado lechero aguas abajo. En- cuentra, además, una alta probabilidad de que la actividad minera en esta zona estimule un proceso crónico de drenaje ácido que lixiviaría metales pesados de la roca expuesta por décadas -sino siglos- como otra fuente de contaminación de la zona que podría perdurar mucho más tiempo que la poca duración de la mina. En conjunto, los grandes impactos que estos proyectos podrían gene- rar, junto con la poca viabilidad económica de ellos y la falta de supervisión establecida en torno al cumplimiento de regulaciones, le permiten concluir en que no se deberían construir estos proyectos.
Esperamos que las observaciones del Ingeniero Kuipers sean tomadas en cuenta por todo el cantón Cuenca y alrededores, frente una actividad cuyas promesas de trabajo y ganancias económicas - las cuales difícilmente van a poder cumplir por el alto riesgo económico implícito en estos proyectos - fácilmente estarán superadas por los costos de los daños a los páramos, a la cultura, a los productos agrícolas, a las aguas y a la vida del campo y de la ciudad, que dependen de la integridad de este ecosistema frágil LEER INFORME


Jennifer Moore

MiningWatch Canada

Add a comment

PROPUESTA DE YASUNIDOS PARA LOS CANDIDATOS

el .

En 2013 hicimos una proclama pública para denunciar la DEMOCRACIA EN EXTINCIÓN, hoy convocamos a recuperar con hechos concretos esa democracia moribunda.  Para todos es claro que cumplimos con los requisitos para llamar a una consulta popular por el Yasuní, aunque nos la desestimaron con recursos vergonzosos. Nuestra propuesta de proteger el Yasuní, era una apuesta por la naturaleza, por los pueblos en aislamiento voluntario, por la lucha en contra del cambio climático, por la necesidad de iniciar el camino a un Ecuador post petrolero. Sin embargo ahora, no sólo se pretende ampliar la frontera petrolera en toda la Amazonía, sino también  especular con nuevas reservas de petróleo en el Yasuní, por esto convocamos a:


ACUERDO PARA RECUPERAR LA DEMOCRACIA

Los candidatos a la presidencia de la República, de ser elegidos a la máxima magistratura del país, se comprometen a:

        • Dejar el petróleo del Yasuní en el subsuelo e iniciar una auditoria integral sobre las operaciones extractivas en el área.
        • Iniciar una debate nacional para despetrolizar la economía y la política.
        • Construir una economía libre de la dependencia extractiva, sea  minera, petrolera o cualquier otra actividad que atente contra la naturaleza

La sociedad ecuatoriana exigirá y juzgará  el respeto o irrespeto de los compromisos adquiridos por los candidatos.

 

YASunidos
 

Add a comment

Sobre las “nuevas y multimillonarias” reservas del ITT. YASunidos al país.

el .

English version

Deutsche version

Al parecer las “cosas importantes de la vida”, como la política, la economía, la macro economía… solo son válidas en tanto en cuanto puedan presentar datos, números, cifras, y mientras más y mayores sean estas mejor, veámoslo con ejemplos:

En el Bloque ITT, de un momento a otro, la reserva petrolera pasó de 920 millones de barriles de petróleo a 840 millones y luego, nuevamente a 920 millones, con un costo en dólares de 7 mil millones (mientras estuvo en vigencia la Iniciativa Yasuní-ITT), para posteriormente alcanzar un valor de 18 mil millones con la declaratoria de interés nacional aprobada por la Asamblea. Todo esto sin que aparentemente afecte el precio del barril de petróleo.

Se anuncia ahora que se han encontrado 750 millones de barriles de petróleo más (un gran total de 1.670 millones de barriles en el subsuelo del Yasuní), es decir, en palabras del vicepresidente Glas contamos con 19.500 millones de dólares adicionales, que sumados a los 18 mil millones que costaban los 920 millones de barriles anteriores nos da un gran total de… “una inmensa cantidad” de miles de millones de dólares con las que por fin se podrán atender [ahora sí] a las poblaciones empobrecidas de la Amazonía, además de los miles de afectados por el terremoto de abril.

Por cierto, no pierda su tiempo en preguntar[se] en qué tipo de matemáticas: 920 millones de barriles cuestan 18 mil millones, mientras 750 millones de barriles (una cantidad menor) cuestan 19.500 millones de dólares… intentando explicarlo mediante una de esas fórmulas que parecen extraídas de las clases impartidas por el Señor Presidente:

si:

   

(A)

 

(a)

920 millones bp

=

18 mil millones USD

y

   

(B)

 

(b)

750 millones bp

=

19.500 millones USD

 

entonces:

 

   

A= a ; B = b por tanto     A > B ; a < b  esperen     ¿ a < b ? es decir   ¿???

Si no lo entendió, no se preocupe, esa es precisamente la idea, lo que importa es tener muchas cifras, muchos datos, muchos números y más números, mientras más difícil de entender mejor, al final este no es un tema para la gente común [usted o nosotros], es un tema de economistas, especialistas, tecnócratas, es decir para la gente que tiene la “capacidad” de guiar un país tan complicado como el nuestro.

Y como lo nuestro no son las cifras, entonces nos sentimos obligados a dejar modestamente sentadas nuestras dudas y reflexiones:

La industria petrolera al igual que la industria minera y otros tantos negocios multimillonarios, funcionan y ganan dinero en el mundo de la especulación, por tanto, aumentan o disminuyen reservas aquí y allá de acuerdo a la coyuntura política y económica de cada país o región con el fin de justificar negociaciones, contratos, licitaciones, concesiones, etc. etc., es decir, conseguir ventajas contractuales, que aseguren y garanticen la ininterrumpida ganancia de inmensas cantidades de dinero.

En un momento en que el Ecuador atraviesa una gravísima crisis económica y busca desesperadamente atraer inversiones externas, resulta poco menos que sospechoso el “milagroso” incremento de nuevas reservas “descubiertas” en el bloque ITT.

Nos preguntamos entonces:

  • ¿Con qué objetivo se ordenó un estudio como el realizado por la Ryder Scott para certificar el incremento de 750 millones de barriles a las reservas del bloque 43 (ITT)?.
  • ¿No será que se busca institucionalizar una política de venta anticipada de petróleo y vender más allá del petróleo que realmente tenemos?.
  • ¿No habría sido más útil y necesario un estudio sobre riesgos sísmicos y la pertinencia de construir una nueva refinería en una zona recién azotada por un terremoto de la magnitud del de abril pasado?.
  • ¿De qué manera se implementarán las observaciones realizadas por el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en relación a la situación de vulnerabilidad de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario Tagaeri y Taromenane, donde entre otros puntos se anota: “… en particular garantizando que no se realicen actividades extractivas o de otro tipo que los coloquen en una situación de mayor vulnerabilidad”?.

En esta perspectiva y dadas las nuevas circunstancias del Yasuní-ITT y la evidente “fiebre” de consultas que resurge, nos ratificamos en nuestra demanda y exigimos que se respete la voluntad del pueblo.

Ecuador tiene derecho a una consulta popular para decidir sobre el petróleo en el Yasuní, este es el momento.

YASunidos.

 

Add a comment