×

Error

Could not load feed: http://www.amazoniaporlavida.org/es/Noticias/

Observaciones al alcance del EIA Bloque 43

9. PLAN DE MANEJO Y MONITOREO: ESTANDARES BAJOS.

Publicado en OBSERVACIONES AL ALCANCE DEL EIA BLOQUE 43

 

El Plan de Manejo diseñado para la operación en Yasuní ITT, no cumple con los estándares de operación en áreas frágiles. De hecho, existen severas dudas respecto a sí este Plan fue diseñado para la operación en el Yasuní ITT o es simplemente una traslación mecánica y acrítica de Planes de Manejo previamente diseñados para otros campos petroleros.

 

 

Existen al menos dos evidencias que nos permiten señalar con preocupación este aserto:

  • Una de las fichas que forma parte del Plan de Manejo en lo referente a la disposición de ripios de perforación, señala como medio de verificación para la construcción de piscinas, la extensión de la “Licencia ambiental del área de piscinas de lodos del Complejo Drago”(p.46). El complejo Drago se ubica en el cantón Shushufindi a cientos de Km de la zona de operación en Yasuní y no tiene nada que ver con el proyecto Tiputini Tambococha. ¿Cuál es la razón para que se refieran al Complejo Drago? Creemos que este es un gravísimo indicio que podría señalar plagio en los EIA de Tiputini, Tambococha. ¿Es esta una práctica de estándares altos?
  • En el diseño del proyecto (Cap 4), se nos había dicho que no habrían mecheros en la zona, debido a que el gas, el crudo y el agua se transportarían fuera de las facilidades, en donde se reutilizaría el gas como generador. No obstante, la ficha CPT-04, abre nuevamente el tema de los mecheros señalando: “Los mecheros deben cumplir los parámetros de diseño que garanticen alta eficiencia de combustión de los gases quemados”. Esto genera preocupantes indicios respecto a que el Plan de Manejo es copiado de otros Planes previamente existentes, o que el EIA incurre en contradicciones fatales que tornan altísima la posibilidad de una explotación poco controlada en Yasuní.

Por otra parte, es necesario consignar algunas observaciones adicionales al Plan de Manejo.

  • Tiende a tratar las relaciones con las comunidades impactadas por el proyecto desde una perspectiva estrictamente instrumental; es decir, tan solo desde el punto de vista de las <<adecuadas negociaciones>> para la compra de predios y evitar los conflictos derivados de una “mala negociación” (sic). Este tratamiento, está lejos de constituir una práctica que incorpore la complejidad antropológica de la zona.
  • En general los impactos identificados en cada uno de los programas están bien detallados, sin embargo las medidas que se proponen no responden a una verdadera prevención o mitigación del impacto.
  • Existen medidas de mitigación que no se corresponden con la realidad de la zona; por ejemplo, cuando se planeta “en lo posible, utilizar y readecuar accesos existentes en la zona del proyecto” como medida para evitar la deforestación, se abstrae de que la zona de operaciones directas está deshabitada y no contiene accesos previamente existentes.
  • Es frecuente en este Plan de manejo ambiental el uso de la frase “En lo posible” lo cual le da un carácter de ambiguo, lo cual es contradictorio con un plan de manejo para la realización de un proyecto que tiene graves impactos en un área de suma importancia ambiental como un Parque Nacional.
  • No hay consistencia entre las medidas propuestas y los indicadores desarrollados; a modo de ejemplo, para para enfrentar los impactos identificados para la localización y replanteo, se prohíbe el ingreso de trabajadores fuera del área de plataformas, pero el medio de verificación es “registro fotográfico”; el mismo problema ocurre con la prohibición de caza y pesca de trabajadores en la zona.
  • Varios elementos comportan una generalidad inadecuada para un Plan de Manejo y Monitoreo; se señalan controles en los generadores para reducir el volumen de agua lluvia contaminada, pero no se menciona que destino o tratamiento tendrá el agua lluvia contaminada por estos generadores.
  • La misma generalidad es verificable cuando se plantea dentro de las actividades propias del campamento, el manejo de la “expectativa de fuentes de trabajo en la población”. El verificador de manejo de este impacto es: en lo posible se utilizará mano de obra local para las actividades del campamento.

Comentarios al Plan de Monitoreo.

El plan de monitoreo en sus dos primeros apartados (Capítulo IX, 9.1 Plan de monitoreo de descargas y 9.2. Plan de monitoreo de lodos de perforación) no contempla la monitorización en zonas amplias y sólo prevé estudiar la posible contaminación en las fuentes de emisión, en las plataformas, pero no en los posibles ecosistemas circundantes afectados. Esta perspectiva impide la capacidad de respuesta ante posibles vertidos, puesto que el enfoque se pone estrictamente en las infraestructuras y no en el área global de explotación.

El plan de monitoreo en su apartado 9.3, dedicado al monitoreo de la calidad del aire, emisiones y ruidos no contempla las emisiones derivadas de la quema en chimeneas. Sólo contempla la contaminación derivada de las plantas generadoras

El plan de manejo de desechos sólidos (Fichas PMD-01 y PMD-02) y su monitoreo
(Capítulo IX, 9.4, página 5) no contempla ninguna temporalidad en su manejo, dejando incierto el tiempo máximo de almacenaje de los residuos en plataformas y campamentos. El tiempo de almacenaje es importante puesto que un excesivo tiempo podría conllevar problemas de lixiviados y de demanda de más espacio para su almacenaje.